Regresar
construcciones modernas

5 cosas que tienes que saber para ser un conductor de primera

Señales y mantenimientos es una empresa creada en 1989 dirigida por Juan Armando Hinojosa, que se encarga de suministrar señales de tránsito, preventivas y restrictivas, entre otras señalizaciones de circulación. Con ello, buscan impartir información a los usuarios que transiten por las carreteras de nuestro país. 

Estas señales sirven para indicar las precauciones y acciones que se deben tomar, sin embargo, es de vital importancia que quien conduce, no solo se limite a ellas, sino que también maneje de manera óptima. Es por esto que te dejamos una serie de consejos para que te conviertas en un conductor de primera:

  1. Frente al volante: al sentarte en el puesto del piloto, sobre todo cuando es la primera vez en ese vehículo, debes tomarte unos segundos para ajustar el carro a tus necesidades. Mueve el asiento hasta que las manos estén a una distancia adecuada del volante, ajusta los retrovisores laterales para ver correctamente (dejando al ver al menos un centímetro de tu propio carro, para que puedas medir la distancia) y asegúrate de que el espejo trasero cubra toda la ventana de atrás. Tu comodidad en el asiento facilitará tu conducción. 
  2. Vista: al manejar, debes entrenar a tu vista para estar observando constantemente a tu alrededor, así no esté pasando nada fuera de lo común. Tener conocimiento continuo de la ubicación de los coches detrás de ti, a tu lado y por supuesto, en frente, te dará mayor capacidad de reacción en caso de algún posible accidente. 
  3. Distancia: Al manejar, procura tener una distancia adecuada con el resto de los coches, para que puedas reaccionar de manera ideal a cualquier frenada apresurada de otro conductor, o algún obstáculo en la vía. 
  4. Seguridad: alguien que maneja, por lo general, no es responsable sólo de sí mismo. Quien esté al volante, debe no solo no ingerir bebidas alcohólicas o manejar desvelado, sino que además debe procurar la seguridad de sus acompañantes, asegurándose de que lleven cinturón de seguridad y de que los niños se ubiquen en la parte de atrás del vehículo.
  5. Revisiones: aunque seas una persona muy responsable y que se asegura de manejar correctamente, hay fallas que muchas veces no dependen de ti. Por eso mantén el servicio del coche al día, verifica el estado de las llantas y atiende a tiempo cualquier falla.
Share: